Qué aire acondicionado por conductos comprar, y dónde comprarlo

Ya sabes qué es un sistema de aire acondicionado por conductos, y tienes claro que es lo que mejor se adapta a lo que necesitas: ahora toca decidir qué sistema te compras, y dónde lo compras para evitar «sorpresas».

Vamos a señalarte las opciones que debes considerar bajo nuestro punto de vista a la hora de contratar una instalación de este tipo.

¡ Esperamos que nuestros consejos te sean de ayuda !.

Aire-acondicionado-por-conductos-clicmatizados

¿Ya lo tienes claro, no necesitas más información y quieres una valoración?; ¡ perfecto,  entonces iremos más rápido !

1. La marca SÍ es importante

Y mucho.

¿Te imaginas hacer una inversión de este tipo, para una instalación que te tiene que durar más de 15 años, y que ante alguna avería no tengas recambios para solventarla…?. Pues esto es lo que ocurre cuando se instala marcas desconocidas, que luego desparecen del mercado y pueden dejar instalaciones y reparaciones «colgadas» y sin poder ser utilizadas.

Para evitarlo, confía en marcas que lleven años el mercado de aire acondicionado, y así podrás disfrutar de tu instalación sin sorpresas desagradables. Además, normalmente las marcas que más tiempo llevan en el mercado son los sistemas más fiables y más eficientes al tener más experiencia acumulada.

Que no te vuelvan loc@… y si buscas eficiencia y calidad, quédate en una marca japonesa.

¿Quieres conseguir una valoración de garantía con marcas de confianza?

2. Dónde comprar aire acondicionado por conductos

Mejor con un instalador profesional.

No es una instalación sencilla; una instalación de conductos de aire acondicionado lleva 2 días de trabajo de un equipo especialista si está la pre-instalación hecha en la vivienda, y 3 días o más si no lo está.

¿Qué conseguirás acudiendo a un instalador profesional?

1. Que se dimensione correctamente el sistema que necesitas.

Sorprende que haya presupuestos que se hagan sin visitar la vivienda y sin tener unos planos de la misma… en estos casos, lo que nos encontramos es que se ofrece una máquina sobre-dimensionada (con potencia mayor a la necesaria), y así se ahorran la visita previa. Eso sí, los clientes pagarán más por una potencia que igual no necesitan.

No son sólo los metros cuadrados de la vivienda lo que hay que mirar; hay que analizar también la orientación de la vivienda, las horas de sol que tiene, la altura en algunos casos, dónde se va a ubicar la unidad exterior, posibilidades de la vivienda a la hora de hacer la instalación en el interior, por dónde canalizar los conductos… son muchas las razones que merecen una visita previa para evitar sorpresas, o en su defecto disponer de planos de la vivienda con dimensiones de las estancias.

2. Evitar intermediaciones.

El hacerlo con un instalador directamente te ahorrarás las intermediaciones de grandes superficies comerciales y tiendas de electrodomésticos (que luego acaban subcontratando a instaladores…) y empresas comercializadoras de energía, que suelen hacer campañas de instalación de aire acondicionado sujetas a firmar contratos de permanencia con ellos. Estas empresas tampoco lo instalan directamente, y si ven la más mínima complicación en la instalación, huyen…

3. Ante cualquier incidencia, tienes un acceso directo a quien te lo instaló y a la solución del problema.

Y así evitas el «Cuando más lo necesitas, es cuando falla; y ahora, a buscar quién me lo arregla».

Una determinada avería puede ser por incidencia en el sistema o por incidencia en la instalación; para evitar que «te mareen» con respuestas tipo «llama a este teléfono», «vete aquí a ver si te atienden»…, ten acceso directo a la empresa que realiza la instalación.

Clicmatizados instaladores aire acondicionado

3. Y no te olvides de las características de tu instalación de conductos

Una instalación de aire acondicionado por conductos bien hecha y con una buena marca te tiene que durar como  mínimo 15 años.

Dentro de características importantes a tener en cuenta, destacamos las siguientes:

Garantía: hay fabricantes que ofrecen 5 años de garantía en el compresor, que es un indicador de que el sistema es muy fiable y que la marca es sólida. Recuerda, la marca SI es importante.

Eficiencia: actualmente es fácil saber si un equipo es o no eficiente y poder comparar alternativas con las etiquetas de clasificación energética (A, A+, A++, A+++).

Si quieres ir un poco más allá, presta atención a los coeficientes de eficiencia en frío y en calor: cuanto mayor sea el número, más eficiente es el sistema, menos consumirá, y más te ahorrarás en las facturas:

– SEER: rendimiento en modo refrigeración.

– SCOP: rendimiento estacional en modo calefacción.

Filtros: la parte de filtración está ganando cada vez más relevancia dada la importancia de respirar aire saludable en espacios cerrados. Que te informen bien de las diferencias de filtración entre las diferentes opciones, por el mismo dinero la calidad de aire de tu casa puede ganar mucho.

Si quieres más información sobre esta característica que incorporan algunos equipos, puedes verlo en este artículo: Aire acondicionado y coronavirus

Nivel Sonoro: lo incluimos porque es una pregunta recurrente, aunque actualmente los sistemas buenos no tienen problema. La unidad interior, al ir normalmente incluida en un falso techo, ni se percibe, al igual que la unidad exterior.

Aire-acondicionado-sin-sorpresas-clicmatizados

Esperamos que toda esta información te ayude a la hora de tomar tu decisión.

Como siempre, si tuvieras cualquier duda adicional contacta con nosotros para solucionarla: estaremos ENCANTADOS de ayudarte.

Ahora, ¿quieres hacer de forma fácil una simulación sobre tu instalación de aire acondicionado por conductos?