El sistema más común con el que climatizar tu habitación y dormir cómodamente sin dar vueltas en la cama, evitando incómodos sudores, o para disfrutar de un ambiente con aire fresco en el salón de tu casa mientras comes o ves la tele con familiares y amigos en verano. También se puede aprovechar en invierno para calentar la habitación, que lo hará más rápido que cualquier sistema de calefacción tradicional.

Está compuesto por unidad interior en la estancia que queramos climatizar conectada a una unidad exterior, que generalmente se instala en la fachada del edificio o en la terraza o balcón de la casa

Normalmente y siempre que la vivienda lo permita es de fácil instalación comparado con el resto de sistemas, existiendo diferentes potencias para adaptarlo perfectamente a las necesidades de la casa o habitación.

Un split puede tener una vida útil de 15 años haciendo un sencillo y correcto mantenimiento que tú mismo puedes realizar.