Sistemas de calefacción: distintas opciones

En este artículo vamos a tratar los sistemas de calefacción eficientes para ayudarte de cara a que puedas elegir el mejor para tu casa; entendemos que es difícil dentro de todo lo que existe en el mercado, y por ello intentaremos darte orientación para que puedas elegir el que más te convenga dentro de todas las posibilidades que tienes.

Para ello, hay que tener en cuenta principalmente 2 aspectos:

  1. Cuál es tu situación
  2. Qué sistema necesitas, dentro lógicamente de tus posibilidades en cuanto a presupuesto. En este punto, revisa posibilidades de subvenciones en eficiencia energética, que quizás te puedas beneficiar de alguna.

1. CUÁL ES TU SITUACIÓN

O mejor dicho, cuál es la situación de tu vivienda, porque dependiendo de ello puede que te interese optar por un sistema o por otro; por ejemplo:

1. Tienes una casa / piso que vas a reformar por completo, o tu casa está en proyecto de nueva construcción.

Cuando decimos reformar por completo nos referimos a una reforma integral con modificación de paredes y estancias, suelos, etc, no sólo la parte estética interior de la casa.

Si esta es tu situación, es el momento ideal para planificar la instalación del sistema de calefacción, climatización y agua caliente, ya que no tendrás que «romper» nada que luego tengas que reparar: lo puedes integrar todo en el proyecto de la reforma o de la nueva construcción, y te ahorras ese coste.

Eso sí, dedícale un tiempo para asegurarte de que el tipo de instalación elegida es la que quieres / necesitas: es una inversión importante que te tiene que durar muchos años. Un buen profesional te aconsejará en todo lo que necesites.

2. Es una sustitución de tu sistema actual.

Es tu caso si tu sistema de calefacción actual te está empezando a fallar, o si buscas algo más eficiente porque el que tienes consume mucho, por ejemplo.

Ante esta situación, el objetivo es buscar un sistema que se pueda sustituir fácilmente sin que tu casa sufra muchos impactos (rotura y posterior reparación de techos, paredes, etc), que encarecerían la instalación. A veces es una sustitución directa, cambiando tu caldera o sistema de climatización por conductos por otro sistema más actual, y otras veces se aprovecha para cambiar la calefacción instalada por un sistema más eficiente y que consuma menos, como puede ser aerotermia o un sistema con bomba de calor. Dependiendo de una opción u otra variará también la valoración del presupuesto.

3. Revisa las posibles subvenciones.

Dependiendo del tipo de reforma que hagas y si hubiera algún tipo de subvención activa por mejora de la eficiencia energética de la vivienda, por ejemplo, puede ser un buen incentivo para la actualización del sistema de calefacción. No te olvides de chequearlo, o de preguntarle al profesional que gestione tu proyecto para que te informe adecuadamente.

2. Qué sistema de calefacción necesitas

En este punto te contamos las posibilidades que tienes en cuanto a elección dentro de los diferentes sistemas de calefacción.

Aerotermia: con un sistema de aerotermia se incrementa la eficiencia (o sea, pagarás menos en las facturas) y se minimiza el impacto medioambiental, además de que tendrás integrado en un único sistema de producción de energía la calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria que necesites en tu casa. Puedes instalar un suelo radiante con aerotermia, o también a radiadores, combinándolo con una posible refrigeración de la vivienda por equipos de pared o una instalación tipo conductos. Son sistemas muy polivalentes y flexibles, y lo que te recomendamos es que tu instalador de aerotermia tenga experiencia instalando sistemas de este tipo.

Los sistemas que instalamos en CliCmatizados pueden sincronizarse con paneles fotovoltaicos de forma sencilla, con lo que la demanda de calefacción, refrigeración y la producción de agua caliente sanitaria se puede adaptar a la producción del panel fotovoltaico. La instalación de aerotermia en vivienda unifamiliar combinada con un sistema solar de autoconsumo es la solución más eficiente que existe actualmente.

Bomba de calor: un sistema de aire acondicionado por conductos, también llamado aire acondicionado centralizado, es una solución también eficiente con la que cubres las necesidades de calefacción y refrigeración en tu vivienda con un sistema. También son bombas de calor los aires acondicionados tipo split y multisplit, que son los sistemas ubicados en las paredes de las estancias.

Son sistemas eficientes porque en invierno (en modo calefacción) aprovechan y captan el calor del aire exterior y lo transfieren al interior de la vivienda para calefactarla de forma gratuita; en verano (modo refrigeración), invierten el ciclo captando el calor del interior de la vivienda y lo transfiere al exterior.

Caldera: quizás es el sistema más tradicional, pero no tan eficiente como los anteriores. Una aerotermia o bomba de calor puede ser hasta 4 veces más eficiente que la mejor caldera del mercado, con lo que el consumo energético de este sistema será 4 veces mayor que el de una bomba de calor. Puede ser más barato de instalar inicialmente, aunque a largo plazo sumando los consumos lo normal es que el coste sea mayor

Con una caldera das solución a las necesidades de calefacción y agua caliente sanitaria, y si precisaras refrigeración tendrías que completar el sistema con un equipo de aire acondicionado tipo split, multisplit, u optar por una instalación de aire acondicionado por conductos.

Radiadores eléctricos: es la solución más ineficiente de todas, y la que más consume.

Solucionas las necesidades de calefacción y casi no requieren instalación, ya que en algunos casos se enchufan directamente, pero el coste por consumo es muy alto y tus facturas de la luz serán muy elevadas. No es una solución que nosotros desde CliCmatizados recomendemos instalar.

Ahora, si quieres puedes y sin compromiso, puedes obtener una valoración del sistema que se adapta a tus necesidades en unos pocos pasos haciendo clic debajo: estaremos encantados de ayudarte para que puedas tomar la mejor decisión para tu hogar